lunes, 8 de febrero de 2016

ESTIMULACIÓN VESTIBULAR


PUBLICADO EN "ATENCION TEMPRANA Y FAMILIA"


Hoy hablaremos de un tema, que en Atención Temprana es un área de trabajo fundamental y básica.

Desde los primeros días que comenzamos a intervenir con los bebes, hasta que dejan el

CDIAT (6 años), incluimos en su programación actividades para desarrollar el sistema vestibular.


¿En qué consiste la estimulación vestibular? Es un conjunto de ejercicios que ayudan a regular el sentido del movimiento y del equilibrio. Sabemos que el equilibrio permite al cuerpo mantener una postura estable compensando la acción de la gravedad, situar nuestro cuerpo en el espacio y controlar nuestros movimientos con respecto al mismo. A lo largo de los primeros años el bebe, esta en constante avance y evolución de su control postural (movimiento y equilibrio), pasando por distintas fases como, control cefálico, volteo, sedestación, arraste, gateo, bipedestación, marcha rápida ,correr, trepar etc., etc..


Tres son los sistemas que participan en la trasmisión de información que permite al cerebro organizar y desarrollar un buen control postural y equilibrio.

A-Sistema del oído interno o sistema vestibular. Anticipa información sobre los cambios y prevé las adaptaciones necesarias para realizar un desplazamiento correcto.


B-Sistema visual. Permite mantener estable la mirada y la imagen en la retina. Los ojos giran en la dirección opuesta a la cabeza. Esta estabilidad de la mirada es una clave del equilibrio.


C-Propioceptores: Son unos receptores repartidos por todo el cuerpo, que informan del funcionamiento armónico de los músculos, generando una adaptación del tono muscular para afrontar la nueva situación motora. Calculando la velocidad y dirección de los movimientos que se han de realizar ante cada nueva situación.


¿Que ocurre si el sistema vestibular no tiene un adecuado funcionamiento? 
En los bebes podemos apreciar dificultades para mantener la cabeza erguida, para mantenerse sentado sin ayuda, retraso en el gateo, tardanza en la marcha independiente etc. En los más mayorcitos, dificultad en sortear obstáculos con un mayor número de caídas, deficiencias de equilibrio, coordinación etc.


¿Cuál será el objetivo de la intervención? Enseñarles a controlar sus percepciones y ayudarles a elaborar las respuestas adecuadas. Será a través de la práctica organizada y sistemática de movimientos en cadena, como podrá dar una respuesta correcta a las demandas del entorno.


¿Qué ejercicios podemos poner en práctica? Si observamos atentamente las conductas de los papas con sus hijos, vemos como de forma intuitiva se realizan juegos activos y de movimiento que proporcionan una adecuada estimulación vestibular y propioceptiva. Siendo conscientes de su importancia, seguro que los padres reforzarán su frecuencia.


En los primeros meses:


• Los acunamos con ligero balanceo, les agrada que los muevan en forma suave y rítmica. De delante hacia detrás, de derecha a izquierda, de arriba abajo.


• Los estrechamos contra nuestro cuerpo cuando estamos sentados o andando. Los trasladamos de distintas maneras, de espaldas, frente a nosotros, boca abajo boca arriba.


• En los momentos de cambio de pañal, lo giramos boca abajo, boca arriba, les incorporamos las piernas etc.


• En períodos de juego lo levantamos hacia arriba, le damos alguna vueltas, lo bailamos, etc.


• Jugamos en colchoneta a girarlo y en general lo dejamos en el suelo para que su cuerpo ruede, se desplace y experimente. Aquí en el momento suelo, estimularemos enormemente el sistema propioceptivo, encargado de trasmitir información correlacionando y armonizando las partes de su cuerpo y el espacio que en ese momento ocupa.



En los primeros años: Como padres podemos cuestionarnos, ¿por qué a nuestros hijos les gustan y disfrutan con estos juegos de movimiento?. La estimulación vestibular aporta al niño unas sensaciones, emociones, efectos muy satisfactorios y agradables que le inducen de forma inconscientes a repetirlos, contribuyendo de esta manera a ejercitar y desarrollar unos objetivos muy concretos, entre ellos el equilibrio y la coordinación. Podemos animarlos a juegos del tipo, caballitos de feria, camas hinchables o elásticas, piscinas de bolas, columpios, módulos multijuegos que forman estructuras modulares de laberintos, puentes colgantes, toboganes, túneles, etc. El niño y el juego son compañeros de viaje inseparables. Siempre hemos de facilitarles el juego y no olvidar que debemos de formar parte de el. Aquí les dejo un video, de un juego de estimulación vestibular 
para niños.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

EJERCICIOS TERAPIA MOVIMIENTOS RÍTMICOS (TMR)


¿En qué casos se aplica esta terapia?
Dislexia y dificultades de aprendizaje.
Hiperactividad.
Problemas de lateralidad y movimientos cruzados.
Problemas de atención y concentración.
Problemas de comportamiento, muy introvertido y tímido o agresivo.
Palabras entrecortadas, lenguaje pobre y tardío.
Malas posturas.
Pobre coordinación mano-ojo.
Poco equilibrio.
Pobre coordinación.
Malas posturas a la hora de escribir.
Enuresis, y problemas para controlar esfínteres.
Problemas para aprender a dar la voltereta, saltar a la pata coja o montar en bicicleta.
Mareo por movimiento.
Hipersensibilidad a la luz, al tacto, a los estímulos visuales o kinestésicos.
Mala letra.
Se distraen fácilmente.
Impulsividad.
Problemas de organización.
Todos éstos son posibles síntomas de reflejos primitivos no integrados.

¿Qué son los reflejos primitivos?
Al principio el bebé vive en un medio acuoso, dentro del útero materno, donde se desarrolla y después debe comenzar a vivir por sí mismo.
Para sobrevivir, el bebé viene dotado de unos movimientos automáticos dirigidos desde el tronco encefálico que son los reflejos primitivos.
Estos movimientos automáticos le permiten al bebé ayudar a descender por el canal del parto, o succionar por ejemplo.
No obstante estos reflejos deben tener una vida limitada y dar paso a los reflejos posturales controlados desde partes superiores del cerebro; lo que permite el desarrollo neurológico del bebé.
Si estos reflejos permanecen activos habrá una debilidad o inmadurez cerebral, y afectaran no solo a sus habilidades motoras gruesas o finas sino también a la percepción sensorial y cognitiva.
La integración de un reflejo supone la adquisición de una nueva habilidad.
Por el contrario, cuando un proceso concreto no se hace de forma automática, requiere del niño un esfuerzo continuo y consciente, lo que lleva a un agotamiento prematuro.
Si detectamos un reflejo que no está integrado nos puede dar pistas sobre la causa del problema del niño.
Si hay varios reflejos-no-integrados posiblemente estaríamos ante un retraso en el desarrollo neurológico. En este caso, crearemos un programa de ejercicios personalizado para conseguir integrar estos reflejos primitivos no inhibidos y obtener resultados a nivel motor, académico, coordinación mano-ojo e incluso emocional.

Terapia de Movimiento Rítmico (TMR)
La terapia de movimiento rítmico son unos ejercicios basados en los movimientos que hacen los bebes desde que nacen. Kerstin Linde, es una terapeuta corporal autodidacta fotógrafa de profesión que observó los movimientos que hacían los bebes y según ello desarrollo una serie de ejercicios rítmicos, con el fin de conseguir el desarrollo  neurológico y motor y la estimulación que los bebes consiguen a través de dichos movimientos.
El Dr. Harald Blomberg al tener conocimiento de que  tenía éxito con niños y adultos con discapacidades neurológicas severas decidió conocerla y tratarse. Sus resultados fueron muy buenos a si que permaneció junto a ella en la consulta observando y aprendiendo su metodología de trabajo. Fruto de este trabajo el Dr. Harald Blomberg escribió el libro: “ Helande Liv. Cuoiditas discendi, AB 1998”, que actualmente solo se puede leer en sueco.
El cerebro de los bebes es inmaduro y es la parte del tronco encefálico, la que se encarga de las funciones mas básicas, la que funciona correctamente mientras el resto de las partes del cerebro trabajan solo en una mínima proporción. Cada minuto en la vida de un recién nacido se generan 4´7 millones de conexiones nuevas.  Este proceso se da gracias a la estimulación que el bebe recibe a través de los diferentes sentidos, auditivo, táctil, kinestésico, visual,…siendo cogido, mecido, tocado… pero también a través de los movimientos que el espontáneamente hace.
Tales movimientos se hacen en un cierto orden, de acuerdo a un programa innato. Así el bebe levantará su cabeza, el pecho, reptara, gateará….Es importante que el bebe pase por todas las fases del desarrollo pues sino habrá una inmadurez neurológica, habrá una parte del cerebro que no se habrá desarrollado adecuadamente o que no ha recibido la suficiente estimulación.
La TMR se basa en unos ejercicios rítmicos y suaves que se hacen tanto de forma activa como pasiva y que consiguen mejorar el tono muscular o relajar las tensiones y espasticidades. Los movimientos rítmicos del bebe hacen que las diferentes partes del cerebro se conecten consiguiendo así una madurez cerebral. Con los ejercicios hay una estimulación vestibular  que incrementa el tono de los músculos extensores lo que propicia que el bebe aumente el tono muscular y pueda levantar la cabeza y su tronco por ejemplo.  
Esta terapia por si sola consigue la integración de los reflejos pero podemos conseguir la integración de los mismos de una manera más rápida trabajando con ejercicios isométricos. Es interesante poder trabajar estos ejercicios con los bebes pues así haremos una labor preventiva, y ayudaremos al bebe en su desarrollo neurológico y motor.
Objetivo: Mejorar el tono muscular o relajar las tensiones y espasticidades. Conseguir en el paciente el desarrollo neurológico y motor y la estimulación que los bebés consiguen a través de dichos movimientos.

Integración de Reflejos Primitivos
El Instituto de Neurología de Estados Unidos y de Suecia mantienen que los patrones de movimiento especifico ejecutados por los seres humanos durante los primeros meses de vida contienen en sí mismo un efecto inhibidor natural de los reflejos primitivos. Si estos movimientos no se han hecho (o no se han hecho lo suficiente) los reflejos primitivos permanecerán activos. Pero podemos darle una segunda oportunidad al cerebro a través de la practica de un programa de ejercicios personalizados.
La TMR, por sí sola, consigue la integración de los reflejos primitivos.
También podemos conseguir la integración de los reflejos primitivos, de una manera más rápida trabajando con ejercicios isométricos.

Objetivo:
Prevención: Es interesante poder trabajar estos ejercicios con los bebes pues así haremos una labor preventiva, y ayudaremos al bebe en su desarrollo neurológico y motor.
Terapia: Una segunda oportunidad al cerebro... Integrar los reflejos primitivos que permanecen activos en algunos niños y obtener resultados a nivel motor, académico, coordinación mano-ojo, e incluso emocional.
Aplicar de 10 a 15 minutos diarios. No hacerlos más tiempo ya que es un gran estimulación para nuestro cerebro.




viernes, 18 de diciembre de 2015

NUEVO LIBRO SOBRE ALIMENTACIÓN Y MADURACIÓN NEUROLÓGICA de Mercedes Aguirre


"Conocer y alimentar el cerebro de nuestros hijos" es el título del nuevo libro de la doctora en biología Mercedes Aguirre, en el que dedica una parte a la maduración neurológica, donde la Optometría Comportamental juega un papel relevante. El libro contiene un anexo con un listado de profesionales que trabajan con terapias de maduración neurológica, entre los que se encuentran un buen número de socios de SIODEC.
La cuestión que trata el libro con más extensión es la importancia de la alimentación en el apoyo al desarrollo cognitivo y emocional de niños y adolescentes. El libro pretende ser una guía para ayudar a padres o profesionales que trabajan con niños y muestra algunos aspectos relevantes de nuestra alimentación y la manera como pueden afectar a los procesos cognitivos y al comportamiento. La autora explica "además de la alimentación, otras técnicas todavía poco conocidas son claves a la hora de mejorar las capacidades cognitivas y el comportamiento de un niño". En este sentido, Aguirre dice que "creemos sinceramente que el conjunto de terapias que se presentan en este libro, junto con la guía de hábitos alimencios expuesta, forman un conjunto de medidas muy potentes y con un gran potencial de mejora en niños con problemas de aprendizaje y comportamiento". Todo ello, a partir de la idea que un ótpimo rendimiento académico se apoya sobre cuatro rutas bien definidas: La visión, la audición, la lateralidad y motricidad y la alimentación, que requieren de contar con una buena integración sensorial. La conclusión es que "a través de lo que se podrían denominar como «terapias de
maduración neurológica», es posible dar «una segunda oportunidad»
al cerebro de estos niños para que alcance un grado de maduración
neurológica que les permita mejorar su desempeño escolar y social.
Se trata de técnicas novedosas y no invasivas, sin duda un elemento
que las hace aún más atractivas."
Hay que recordar que Mercedes Aguirre impartió en 2013 un curso organizado por SIODEC, con ediciones en Madrid y Barcelona, titulado"Visión y cognición: la importancia de la nutrición". En esta misma página podéis encontrar la entrevista que se le hizo a la doctora Aguirre con motivo de este curso.
Podéis acceder a más información sobre el libro a través del blog de Mercedes Aguirre. Está disponible en las principales librerías y también en nuashop.com.

sábado, 28 de noviembre de 2015

HOMENAJE AL DOCTOR JORGE FERRÉ


Hace unos pocos días recibimos la triste noticia del fallecimiento del doctor Jorge Ferré Veciana.

Quisiera dedicarle unas sentidas palabras, pero sólo se me ocurren algunas tan utilizadas ya que no llegarían ni de lejos a reflejar lo que suponía este hombre para tantas y tantas personas.
Palabras como que era de lo mejor como profesional y también como persona. Que nuestra admiración por él (la mía y la de muchos otros profesionales dedicados al desarrollo infantil) era inmensa y que nuestro agradecimiento (el de muchísimos padres) literalmente infinito.
Porque cuando alguien te ayuda de una forma definitiva cuando llevas años desesperándote ante un problema que consume tu paz, tu energía y a tu familia, el agradecimiento no se acaba nunca, dura siempre.

Se nos ha ido Ferré, dejando un gran hueco que difícilmente podrá llenar otra persona de características siquiera "parecidas", se ha ido un gran referente, "el referente" para todo lo relacionado con el desarrollo infantil.

Pero por suerte, entre las muchas cosas buenas que hizo este hombre en su vida, una de ellas fue difundir lo que él sabía, compartiéndolo con todo el que esté dispuesto a acercarse para conocerlo.

Y lo hizo de una manera generosa, mostrándose siempre accesible a cualquier consulta o propuesta.
Muchas veces me preguntaba cómo encontraba el momento para ello con todas las ocupaciones que tenía. Fijaros que en cuanto le conté que había fundado una asociación, se dedicó a diseñarnos un logo ¡y lo envió el mismo día!

El logo de la Asociación Laztana fue creado por él, un hecho que llevamos con todo el orgullo. Como dice nuestra secretaria: "representa a un niño en movimiento y constante desarrollo, con los brazos alzados, alegres y confiados. Y una sólida base en la que apoyarse para avanzar".
Este logo refleja fielmente nuestra esencia como asociación y la esencia que emanaba su autor.


Que saliera de él diseñar el logo de forma tan desinteresada es sólo un ejemplo de cómo funcionaba este hombre. Yo, personalmente tengo muchísimo más que agradecerle. Y sé que no soy la única, que los conocimientos y avances alcanzados en las últimas décadas con respecto al desarrollo infantil los debemos en gran medida a su trabajo y experiencia. Por esto somos tantos lamentando su pérdida.

Descansa en paz Jorge Ferré. Siempre seguiremos de alguna forma contando con tu ayuda. ¡Gracias por todo!

Rosina Uriarte

martes, 24 de noviembre de 2015

LA CORRUPCIÓN INSTITUCIONAL DE LA PSIQUIATRÍA Y EL DAÑO A NIÑOS Y ADOLESCENTES: EL CASO DEL TDAH

tdah_1
Los psiquiatras se han vuelto locos, no nuestros hijos” Peter Gøtzsche, en su último libro, “Deadly Psychiatry and Organised Denial”
La expansión del mercado
En la obra de Cosgrove y Whitaker que estamos analizando, llama la atención el protagonismo que los líderes de la psiquiatría tuvieron en dos procesos que los autores denominan “expansión del mercado” y “protección del mercado”.
Una vez que el DSM se convirtió en “una teoría del todo”, un instrumento con la vocación de categorizar y etiquetar como patológica prácticamente cualquier situación emocionalmente conflictiva, la expansión del mercado tenía que venir del etiquetado como enfermos de personas sanas, mediante dos procesos: la invención de nuevas enfermedades -donde poder incluir a nuevos grupos de la población- y la relajación de los criterios diagnósticos de enfermedades ya descritas, como la depresión o la ansiedad:
La APA y la psiquiatría académica tenían buenas razones para colaborar en este esfuerzo. Expandir el número de diagnósticos incrementaría el poder de la psiquiatría como disciplina; aumentaría el número de pacientes potenciales y la influencia de la psiquiatría en la sociedad, procurando nuevas oportunidades de enriquecimiento a los expertos. El dinero de la industria acabaría fluyendo a cada uno de los rincones de la especialidad, desde la APA y las revistas científicas hasta los expertos académicos con múltiples oportunidades de ser contratados como líderes de opinión e investigadores al servicio de la industria” (Cosgrove y Whitaker)
Convertir en enfermos a personas sanas es especialmente sencillo en psiquiatría donde no existen criterios biológicos para poder determinar la existencia o no de enfermedad: los criterios son “fungibles” y dependen del juicio profesional con lo que, en esencia, “los profesionales pueden hacer casi lo que quieran”.
dsm
El DSM-III, en 1980, describió 83 nuevos síndromes respecto al DSM-II, dejándolos en un total de 265; el DSM-IIIR de 1987, elevó el número de síndromes a 292; siete años más tarde, el DSM-IV los incrementó, dependiendo cómo se definan nuevos diagnósticos, a entre 297 y 374.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 11.27.02
La consecuencia es que el DSM-IV permite que el 26,2% de los norteamericanos adultos pueda ser diagnosticado de alguna enfermedad mental a lo largo de un año.
El DSM-IV dedicó 86 páginas a los trastornos que podían afligir a niños y adolescentes. Basándose en estos criterios, el 13% de los niños entre 8 y 15 años podían ser diagnosticados de una enfermedad mental cada año (CDS National Health and Nutrition Survey, 2012).
En total –sin tener en cuenta las elevadas tasas de sobrediagnósticos- unos 69 millones de norteamericanos podían ser etiquetados como enfermos mentales, a lo largo de un año, considerando los criterios diagnósticos descritos en el DSM-IV.
niños
La infancia medicalizada: la invención de una epidemia
La infancia y la juventud, una población considerada, tradicionalmente, sana mentalmente y, por tanto, casi virgen de diagnósticos psiquiátricos y medicación psicoactiva, era un bocado demasiado apetitoso como para que la industria farmacéutica y la psiquiatría lo dejaran escapar.
El ejemplo del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), una rara entidad descrita en el año 1902, es paradigmático. Esta enfermedad fue considerada durante gran parte del siglo XX un trastorno de probable base orgánica. De hecho, el DSM-I la llamó, “síndrome orgánico cerebral”.
ciba
El DSM-II comenzó a relajar los criterios diagnósticos y la denominó, “Reacción hipercinética de la infancia”. En 1956, Ciba-Geygi desarrolló el fármaco estimulante metilfenidato (Ritalin) para tratar la narcolepsia. Pronto, basándose en algunos casos que señalaban buenos resultados en el corto plazo, los psiquiatras comenzaron a utilizarlo con los niños diagnosticados de TDAH. En todo caso, a finales de los años 70, en EE.UU no había más de 150.000 niños tomando Ritalin.
ritalin-4
La aparición del DSM-III, otorgó una nueva denominación al TADH, “Enfermedad por déficit de atención”, y volvió a implicar una nueva relajación de los criterios diagnósticos. Los autores de los nuevos criterios –recordemos, producto de un consenso profesional y, por tanto, sin base científica alguna– calcularon que este trastorno afectaba al 3% de los niños. El DSM-IIIR puso la denominación definitiva al TDAH y de nuevo cambió los criterios haciendo más fácil su diagnóstico. De una manera u otra, a finales de la década de los 80, había unos 600.000 niños diagnosticados de TDAH, el doble que 10 años antes.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.06.39
Tomado de http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/47EADFE7-470B-4BC7-B903-373C2E834804/278105/Bit_v21n6.pdf
El DSM-IV introdujo en 1994 tres sub-tipos de TDAH y unos nuevos criterios diagnósticos capaces de aumentar el numero de niños etiquetados como enfermos un 23%, afectando a entre el “3 y el 5% de la población infantil”. El DSM-V de 2013, vuelve a facilitar la expansión de la prevalencia del trastorno.
jo
El psiquiatra norteamericano Joseph Biederman, de la Harvard Medical School, es el médico que más ha hecho por expandir el TDAH. Miembro del panel de expertos que establecieron los nuevos criterios diagnósticos en el DSM-IV, tras la publicación del Manual, se convirtió en uno de los autores científicos más prolíficos del mundo: durante 20 años ha estado publicando 1 texto científico cada 2 semanas, fundamentalmente sobre TDAH. Su empeño ha sido convencer a médicos y población de que el TDAH:
es una enfermedad real, con un componente genético aparente… con síntomas que suelen persistir hasta la edad adulta y que, si no es tratada, incrementa la probabilidad de resultados catastróficos: pobre rendimiento escolar y laboral, abuso de sustancias, comportamiento criminal y trastornos psiquiátricos del humor”.
slide006
En 1995, un año tras la publicación del DSM-IV, Biederman anunció que entre el 6 y el 9% de los niños podían estar afectados por la enfermedad. En 1996, coincidiendo con la salida al mercado de nuevos estimulantes, el profeta del TDAH declaraba que “el 10% de la población infantil norteamericana podía beneficiarse de medicamentos estimulantes“. En un reciente texto, (ver la impactante diapositiva de arriba) la prevalencia de la enfermedad en niños va desde menos del 2% en Holanda a ¡más del 20% en Ucrania!:
Así es como se construyó el mercado del TDAH. No fue un invento de la industria farmacéutica sino de la psiquiatría organizada. El DSM-III y el DSM-IV dieron el marco diagnóstico y los psiquiatras académicos desarrollaron los estudios que otorgaban legitimidad científica al tratamiento médico de la enfermedad. Las compañías farmacéuticas contribuyeron a popularizar esta narración científica de una manera tan asombrosa que en el año 2012, el 10% de la población entre 4 y 18 años había sido diagnosticada. Ese año, 3,5 millones de niños y jóvenes norteamericanos recibieron algún estimulante para el TDAH, seis veces más que en 1990” (Cosgrove y Whitaker)
Bit_v21n51
En España, como puso de manifiesto el espléndido informe del Boletín de información farmacoterapéutica de Navarra (BITN) realizado por Luis Carlos Saiz Fernández, con polémica incluida, la utilización de estimulantes se retrasó una década respecto al EE.UU.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 13.36.16Su despegue en la utilización, tuvo lugar en el año 2004, cuando se comercializó la forma retard del metilfenidato (Concerta):
Actualmente nos encontramos entre los principales consumidores mundiales de metilfenidato. Entre los años 2000 y 2012 las DHD de metilfenidato y atomoxetina en población infantil se han multiplicado casi por 30, manteniendo un crecimiento exponencial constante.
opioides_graph2_1
Esta capacidad de la psiquiatría para inventarse epidemias diagnósticas generó el previsible incremento del gasto en medicación psicotrópica, que pasó de unos 800 millones de dólares anuales en 1987 a 35.000 millones en el año 2010 (aun considerando la inflación, multiplicar por 43 el gasto en 20 años, no está nada mal).
Estas ganancias económicas tenían que ser protegidas por todos los medios y de eso, también, se iba a encargar la, bien pagada, psiquiatría.
MTA means - Multimodal Treatment Study of Children with ADHD
MTA means – Multimodal Treatment Study of Children with ADHD
La protección del mercado: la burbuja del TDAH en peligro
A finales de los 90, dado el incremento de los diagnósticos de TDAH, el National Institute of Mental Health (NIMH), una institución pública norteamericana, decidió llevar a cabo un estudio para conocer los efectos a largo plazo de la medicación: el “Multisite Multimodal Treatment Study of Children con TDAH” (MTA en adelante).
jensen
Peter Jensen, un reputado psiquiatra infantil, fue el coordinador del estudio: 579 niños de entre 7 a 10 años a los que se distribuyó en cuatro grupos: medicación, psicoterapia, medicación+psicoterapia y tratamiento estándar.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 11.54.26
El 1999, los investigadores del MTA anunciaron los primeros resultados: aunque los cuatro grupos habían mejorado a los 14 meses, la medicación había demostrado ser claramente superior en la reducción de los síntomas del TDAH
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.13.33
Sin embargo, el estudio no terminó a los 14 meses sino que se hicieron tres cortes a los tres, seis y ocho años, encontrando resultados completamente diferentes: el grupo en tratamiento farmacológico había empeorado en todos los síntomas; además, su crecimiento se había visto afectado de manera muy significativa, con tallas y pesos inferiores a los niños de los otros grupos.
Los investigadores estaban sorprendidos y buscaron y rebuscaron todo tipo de explicaciones metodológicas a estos inesperados datos… sin encontrar ninguna.
La burbuja del TDAH parecía en peligro.
Pero como hemos visto en el caso del Trankimazin, una cosa es publicar datos y otra comunicarlos.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 13.55.33
Cosgrove y Whitaker en su libro, tras detallarnos el alto nivel de relaciones económicas que los investigadores del estudio MTA, todos reputados académicos, tenían con la industria (ver tabla arriba), nos relatan el proceso de maquillado y ocultación a la opinión pública de los resultados de la investigación, recordemos, financiada con fondos públicos.
No hubo mención de los resultados negativos en el medio ni largo plazo en ninguno de los títulos o resúmenes de los artículos publicados.
En el articulo con los datos a los 3 años, los autores escribieron en las conclusiones del resumen:
A los 36 meses, las ventajas observadas en los pacientes tratados con medicamentos a los 14 meses, no fueron tan aparentes, probablemente debido a una mejoría de los síntomas de TDAH con la edad, cambios en la intensidad de las terapias, inicio o discontinuación de otra medicación concomitante u otros factores no evaluables
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 13.09.50
http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/47EADFE7-470B-4BC7-B903-373C2E834804/278105/Bit_v21n6.pdf
Esta conclusión escrita en la parte más leída y visible del artículo, el abstract o resumen, contrasta con los datos comunicados en el cuerpo del texto que hablan de la medicación como un “marcador de deterioro al final del periodo” (ver tabla de arriba todos los cortes del estudio MTA: a los 36 meses no hay diferencias en esta escala -sí las hay en otros indicadores- y a los 96 meses están mejor los niños sin tratamiento; menor puntuación en SNAP significa mejoría)
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.21.36
El comunicado de prensa de el NIMH también contribuyó a amortiguar los malos resultados:
Mejoría sostenida de la mayoría de los niños con TDAH en tratamiento farmacológico”.
La nota de prensa enfatizaba que los padres ya no tenían que preocuparse sobre posibles efectos nocivos de la medicación a largo plazo.
En palabras del propio Jensen:
Nuestros resultados sugieren que la medicación puede establecer diferencias en el largo plazo para algunos niños si continúan con un seguimiento adecuado
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.24.44
https://www.health.wa.gov.au/publications/documents/MICADHD_Raine_ADHD_Study_report_022010.pdf
Investigaciones realizadas en otros países demuestran resultados negativos parecidos a los del MTA, en los niños tratados con medicación para el TDAH en el largo plazo (ver links en imágenes de arriba y abajo)
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.29.27
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167629614000654
Cosgrove y Whitaker escriben, con razón:
“Los resultados de estos estudios deberían haber influido de manera importante en la utilización de la medicación para TDAH. Sin embargo, los datos son poco conocidos, sobre todo entre la población general, y de esta manera, el mercado de los medicamentos para el TDAH ha sido protegido.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.32.35
Incluso, en 2013, la APA y la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry publicaron un reportaje titulado Guía para padres sobre los tratamientos para el TDAH en el que vuelven a manipularse los datos, señalando solo los resultados a los 14 meses e ignorando los resultados que asociaban un empeoramiento de los síntomas con la utilización de fármacos en el largo plazo.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 12.37.53
Los textos científicos sesgados tienen una gran importancia en la posterior transmisión que los medios de comunicación convencionales hacen de las investigaciones. En un reciente trabajo, se analizaba la manera cómo los medios de comunicación malinterpretaban los estudios sobre el TDAH, contribuyendo de manera notable a que la percepción del público sobre la eficacia de los tratamientos fuera exagerada:
– El 55% (56 de 101) de los artículos científicos sobre el TDAH exageraba en las conclusiones la relevancia de los hallazgos; el 23%, su potencial terapéutico.
– Los medios de comunicación, cuando comentan los artículos científicos, utilizan en el 82% de los casos los resultados de estos exagerados y sesgados resúmenes (137 de 168).
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 13.04.45
La corrupción institucional de la psiquiatría y el daño a la infancia
El TDAH se ha convertido en una epidemia construida que está haciendo un terrible daño a los niños y jóvenes. La “broma pesada” que suponen sus criterios diagnósticos se ponía en evidencia en un artículo que encontraba mayor prevalencia de la enfermedad entre los niños nacidos en diciembre que entre los niños, del mismo curso escolar, nacidos en enero (es bien conocida las diferencias que a esas edades implican unos meses de madurez en relación con el comportamiento y el grado de atención) (ver imagen arriba)
descarga
Peter Gøtzsche dedica un capítulo entero al TDAH en su recientemente publicado texto “Deadly Psychiatry and Organised Denial“.
Escribe:
Un médico amigo me contaba que la profesora de un colegio le había mandado a casi todos su alumnos para que descartara el TDAH; obviamente ella tenía un problema, no sus alumnos. Tan pronto como se etiqueta a los niños de enfermos, todos se quitan responsabilidades de encima.. hemos decidido como sociedad que es demasiado complicado cambiar nuestros sistemas educativos así que hemos preferido cambiar el cerebro de los niños. Esto es muy cruel… el TDAH no es una explicación sino solo un nombre que le hemos dado a un conjunto de síntomas
Gøtzsche relata en su texto como los medicamentos para el TDAH son estimulantes, y tienen efectos semejantes a las anfetaminas o la cocaína, pudiendo causar manía, psicosis, daño cerebral y muerte. Los estimulantes, de igual modo, pueden producir dependencia y las personas diagnosticadas de TDAH que son tratadas con medicamentos pueden acabar abusando de la cocaína con más frecuencia que los no tratados. Los estimulantes, además, reducen la actividad mental y el comportamiento espontáneo, incluyendo el interés social, con apatía e indiferencia, y muchos niños -en algunos estudios, más de la mitad- acaban desarrollando depresión y comportamientos compulsivos.
Estos peligrosos medicamentos además:
1- Elevan la tensión arterial (≈ 4mmHg) y la frecuencia cardiaca (3-6 lpm) y se han relacionado con muerte súbita en niños sin cardiopatía de base. 
2- El tratamiento a largo plazo conlleva una pérdida de peso y talla, quizá vinculada con el efecto anoréxico, con una incierta recuperación al suprimir el fármaco. En el estudio MTA se constató pérdida, a los 3 años, de alrededor de 2 cm de talla y 2,7 kg de peso.
3- El insomnio o las cefaleas son muy frecuentes pero también se dan casos de tics (sobre todo con metilfenidato), trastornos afectivos, alucinaciones, reacciones psicóticas y maniacas, incluso sin antecedentes previos. Los modelos animales sugieren hipótesis de neurotoxicidad, síndrome de discontinuidad y potenciales alteraciones detectadas por neuroimagen.
4- Los estudios pre-clíncos informan de desequilibrios hormonales en la pubertad
5- Son frecuentes los síntomas gastrointestinales inespecíficos
6-Se relaciona la medicación con casos de ideación suicida e incluso con iatrogenia en forma de facilitadores de trastorno bipolar
La base de datos española de farmacovigilancia (FEDRA) recogía hasta el 13 de septiembre de 2013 un total de 264 sospechas de reacciones adversas (185 graves) a metilfenidato y 104 sospechas (85 graves) sobre atomoxetina. Con ambos fármacos los efectos más frecuentemente notificados corresponden a trastornos de la esfera psiquiátrica, destacando los 22 casos de alucinaciones con metilfenidato y los 11 casos de ideación suicida con atomoxetina
La Agencia Española AEMPS ha recomendado realizar un examen cardiovascular y psiquiátrico previo al tratamiento con metilfenidato además de un seguimiento durante el mismo, monitorizar el peso y altura de los pacientes y, muy importante, evaluar la pertinencia del tratamiento al menos una vez al año. Con respecto a atomoxetina, ha puesto el foco en la seguridad cardiovascular. En la práctica se suelen realizar controles de tensión arterial y frecuencia cardiaca, añadiendo electrocardiograma o consulta en Cardiología en aquellos pacientes con factores de riesgo cardiovascular (sobre todo historia familiar de muerte súbita e historia personal de arritmia congénita o cardiopatía congénita).

ADD_Comorbility
Los efectos secundarios sobre el sistema nervioso central de los medicamentos estimulantes suelen ser diagnosticados como un empeoramiento de la enfermedad o como una comorbilidad, con lo que lo más frecuente es que se inicien nuevos tratamientos psicotrópicos que hacen que los síntomas tiendan a cronificarse.
¿Cuántos padres conocen estos datos? ¿Cuántos padres habrían aceptado tratar a sus hijos si hubieran tenido una información equilibrada?
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 13.24.08
Des Spence, en el BMJ, describía perfectamente lo que está pasando:
La psiquiatría se ha convertido en la mina de oro de la industria farmacéutica, con un plan de negocio muy simple. Busca un pequeño grupo de psiquiatras en una institución prestigiosa. Los convierte en reputados profesionales, financiando generosamente sus investigaciones. Influye para que esas investigaciones siempre acaben señalando que la patología está infra-diagnosticada e infra-tratada, nunca lo contrario. Controla los datos y hace estudios a corto plazo. Utiliza los medios de comunicación y controla las asociaciones de pacientes. Paga a esos expertos para que hablen bien de sus productos. Presiona a los gobiernos. Coloca a sus expertos en las comisiones que asesoran a los políticos. De esta manera, finalmente, la visión sobre una enfermedad acaba controlada por un pequeño grupo de especialistas que ha desarrollado enormes intereses en común con la industria… Hacen legítimo lo ilegítimo.
Captura de pantalla 2015-09-08 a las 11.44.15
El TDAH es el ejemplo perfecto. Los psiquiatras de Harvard, capitaneados por el inefable Biederman (que tiene que defenderse con frecuencia de las acusaciones de conflictos de interés con la industria que le hacen los medios de comunicación), fueron los autores del 49% de los 43 ensayos clínicos analizados en una revisión que encontraba una mínima consideración de los efectos secundarios de los medicamentos.
LIBRO
Cosgrave y Whitaker, concluyen:
Los estudios analizados, si sus resultados hubieran sido presentados con claridad a la comunidad científica y a la población, habrían contribuido a que la gente entendiera mejor los riesgo y beneficios de los medicamentos y, con toda seguridad, la utilización de fármacos hubiera disminuido… La influencia de la industria es bien conocida por la sociedad. Pero se presta mucha menos atención a la influencia corporativa y su efecto corruptor
¿Alguna vez la psiquiatría organizada se bajará de su pedestal, reconocerá su gran fracaso y pedirá perdón a la sociedad por haber puesto sus intereses económicos, profesionales y corporativos por delante de la salud de los pacientes y poblaciones?
Como dijimos en la entrada previa “no hay alternativa al juicio profesional en la toma de decisiones clínicas”.
La sociedad necesita a los profesionales de la psiquiatría para que sigan aplicando el cada vez más complejo conocimiento médico en la ayuda de pacientes y poblaciones; pero necesita profesionales independientes, críticos con las evidencias y que demuestren activamente su compromiso con la mejor ciencia y el bienestar de los pacientes y poblaciones.
Mientras esto sucede, como diría Juan Gérvas, “pobres niños”
Abel Novoa es médico de familia y presidente de NoGracias
PD1: muy recomendable ver la airada conferencia (no es para menos) sobre el TDAH de uno de los fundadores de NoGracias, el Profesor Joan-Ramon Laporte
PD2: Esta entrada está dedicada a Eva y a sus padres (que representan a todos los niños y a todas las familias que tratan de hacer lo mejor para sus hijos, estén o no utilizando medicamentos estimulantes). Eva es una preciosa e inteligente niña sometida al hostigamiento de profesores, psicólogos y médicos deseosos de colgarle una etiqueta. Sus padres se debaten entre la preocupación, el sentimiento de culpa, la impotencia y el amor incondicional. Ganará el amor.