miércoles, 26 de diciembre de 2007

EL MÉTODO PADOVAN


Por Aitziber Goñi Olasagasti, fisioterapeuta.
Publicado en la revista Aurreratu Elkartea.

Hace más de dos años tuve la oportunidad de conocer la existencia de este método brasileño de la mano de Teresa Feliu y Luis Capdevilla, logopedas catalanes que trabajan con este método y vinieron a San Sebastián para impartir un curso de iniciación.
Una de las participantes del curso, comenzó a trabajar el método en la Ikastola donde trabaja a modo preventivo y fue tal la expectación que despertaron los resultados que la Ikastola decidió organizar el curso completo de formación con la creadora del método en Elorrio.
Yo tuve la oportunidad de hacer el curso completo.
Llevo dos años trabajando el método con mi propio hijo, un año enseñando a padres con niños con dificultades y trabajándolo con mi hija a modo preventivo y tres meses en la asociación Aurreratu formando a los padres de estos niños con trastornos en el desarrollo que quieren conocerlo para trabajar con sus hijos.
Mi experiencia en el campo es limitada, pero estoy contenta con los resultados que veo en mi entorno y de momento, pienso seguir por el mismo camino.
Me he animado a escribir el siguiente artículo, recopilando información y plasmándola de la forma que más correcta me ha parecido, para que este método llegue a más gente y se haga más conocido.

Este método trabaja la evolución neurosensorial, consiguiendo mejoras en el proceso de maduración neurológica y reorganizándolas. Ofrece una nueva forma de estimulación en las patologías neurológicas.

El método Padovan fue creado por la logopeda brasileña Beatriz Padovan. Esta logopeda, no contenta con los métodos de trabajo que ella conocía, unió su experiencia con los trabajos de otros profesionales del campo.
Del psicopedagogo Rudolf Steiner utilizó sus indicaciones sobre la interdependencia entre andar, hablar y pensar.
Del neuropsicólogo Temple Fay utilizó la reorganización neurológica. Añadió también, el proceso de naturaleza ontogenética o evolución del hombre y el proceso de filogenesis o evolución de la especie, que son los que marca la organización neurológica.
Y por último, Beatriz puso su visión global y el abordaje oral, sacando a la luz su método de reorganización neurofuncional, el método Padovan.

Para el método Padovan la relación que existe entre andar, hablar y pensar es primordial a la hora de alcanzar el correcto desarrollo.
Andar no es sólo desplazarse. Para llegar a andar pasamos por unas fases previas (volteo, arrastre, gateo…) que nos llevan de la horizontalidad a la verticalidad, todas son importantes para evitar problemas a posteriori.
Hablar no es sólo el lenguaje oral, también los gestos, la mímica, la escritura, la música… son formas de hablar. Todo el mundo “habla”.
Pensar no es sólo crear ideas, también es la capacidad de aprendizaje, la capacidad de adaptarse al medio que nos rodea…

Las tres funciones dependen de la maduración neurológica. La palabra se desarrolla a partir del andar, el pensamiento se desarrolla a partir de la evolución del lenguaje.
Si el desarrollo no es correcto, la organización neurológica tampoco lo será y difícilmente se avanzará correctamente en el andar, el lenguaje…

Todos los niños sin lesiones hacen los mismos gestos estereotipados, los mismos patrones de movimiento, los que tienen alguna lesión no.
El hombre posee un programa genético pero necesita de un ambiente adecuado para desarrollarlo y dentro de este programa, unos desarrollan más que otros ciertas habilidades.

El sistema nervioso del ser humano es el menos operativo cuando se nace y el más complicado cuando está maduro.
La organización neurológica es un proceso dinámico y complejo, pero natural, que conduce a una maduración del sistema nervioso central y vuelve al individuo apto para cumplir su potencial genético.

Si esto no ocurre, es que no está bien en su potencial. Este proceso puede bloquearse o desviarse antes de nacer, durante el parto, por un tema emocional, por un accidente, por un traumatismo…
En el caso de que el bloqueo o desvío sea pequeño, se seguirá funcionando pero a un nivel inferior o con un gasto energético demasiado fuerte. En caso de que el bloqueo o desvío sea grande, muy posiblemente no se pueda seguir funcionando.

Las funciones neurovegetativas (respiración, succión, masticación y deglución) son funciones prelingüísticas, preparan la neuro-musculatura para la articulación de fonemas, que dan lugar a palabras. Los niños con lesiones tienen estas funciones mal desarrolladas y los adultos que han perdido el habla también.

El método Padovan tiene un abordaje corporal y otro oral. No hay boca fuera del cuerpo, ni cuerpo fuera de la boca. Normalmente los niños que no hablan bien tampoco andan bien o tienen algún problema en la marcha.
En el método Padovan se trabaja desde el cuerpo y la boca para tener resultados a todos los niveles.

El método Padovan tiene cuatro grupos de ejercicios:
- ejercicios de cuerpo
- ejercicios de ojos
- ejercicios de manos
- ejercicios orales (funciones neurovegetativas)

Para trabajar con el método Padovan se debe de respetar la madurez neurológica del paciente, tener las etapas evolutivas presentes. Los ejercicios van desde lo más primario hasta donde el paciente lo marque, siempre siguiendo las etapas naturales de la evolución.

Los ejercicios son sencillos pero no siempre fáciles de aplicar, ya que tienen que ser lo más perfectos posibles para que el sistema nervioso central reciba la información correcta.
Los ejercicios se repiten varias veces, según el caso y siempre evitando el cansancio muscular.
Se acompañan de canciones o poemas para darles ritmo, estimular la audición, el habla y la imaginación. Cada ejercicio tiene su canción o poema, intentando buscar que el contenido de la canción se relacione con el movimiento que se ejecuta o la zona en la que se trabaja.

Las sesiones son de unos 45 minutos y normalmente dos veces por semana, aunque la frecuencia varía según la gravedad del caso pudiendo ser hasta diarias.

En los ejercicios de cuerpo, manos y ojos se debe de respetar un orden muy concreto, el que marca el proceso natural de la evolución del individuo y de la especie.
En los ejercicios de boca el orden de ejecutarlos no es importante y lo marcará el mismo paciente según sus dificultades.

Si se quiere decir que se trabaja el método Padovan se deben de ejecutar los cuatro grupos de ejercicios en una misma sesión de trabajo.

Se puede trabajar el método Padovan en los siguientes casos:
- parálisis cerebral
- síndrome de Down
- autismo
- problemas de aprendizaje
- bloqueos y retrasos psicomotores
- dislexia
- fonemas que no salen
- problemas de lateralidad
- problemas de comportamiento, psíquicos y emocionales
- personas que han tenido ciertas funciones y las han perdido
- problemas degenerativos neurológicos
- otros problemas neurológicos

Hay quien dice que los diferentes problemas de lenguaje no son problemas diferentes, sino diferentes grados del mismo problema. La causa (de mayor a menor importancia) es un desorden del desarrollo o de la organización del sistema nervioso central. Al ser la causa la misma, el tratamiento será el mismo pero se adaptará a la gravedad del trastorno.

Los ejercicios del método Padovan son sencillos porque pertenecen a la naturaleza. Los movimientos no han sido ni creados artificialmente ni inventados.

“Aquel que sigue lo que la sabia naturaleza nos enseña tiene menos posibilidades de cometer errores.” (Beatriz Padovan)

AITZIBER GOÑI OLASAGASTI
Centro de Fisioterapia SOKOA
Donostia Kalea, 25
Sokoa
Tfno. / Fax: 943 644 657
20280 Hondarribia




Para más información,