jueves, 24 de julio de 2008

LA TERAPIA VISUAL MEJORA LA VISIÓN


Entrevista a FELISA FERNÁNDEZ LOMBARDERO, por José Luis Rivas Guisado. Publicada en el Boletín Informativo de la Asociación Española de Aniridia.

La terapia o entrenamiento visual puede solucionar problemas de estrabismos, poner a funcionar «ojos vagos», fortalecer el sistema visual para que ofrezca más resistencia ante la progresión de la miopía, y también puede aumentar el rendimiento visual de estudiantes o hacer que ciertos trabajos —como los hechos con ordenadores, etc.— no sean un suplicio para nuestros ojos.

Realidades todas ellas que vienen a traer esperanza a los pacientes visuales, motivo y razón de la entrevista con Felisa Fernández Lombardero, diplomada en Óptica y Optometría, veterana experta en este tipo de terapia, con un historial rico en actividades y participaciones en congresos, conferencias, etc., relacionadas con la Óptica, Optometría y la protección ocular:

Entrenamiento visual

—¿Qué es el entrenamiento visual?

—Es la parte de Optometría que se dedica, en algunos casos, a desarrollar, mejorar y favorecer la actividad visual de las personas para las que las gafas, las lentes de contacto, las medicinas y/o la propia cirugía no son suficientemente eficaces.

—¿...Algunos ejemplos más concretos?

—El rendimiento visual en estudiantes. La Asociación Americana de Optometría ya hace tiempo, envió un informe a unos cincuenta mil profesionales de la Enseñanza en Estados Unidos de América, en el que —entre otras cosas— decía que «el 53% de los niños normales escolarizados tienen algún problema oculomotor, binocular y/o acomodativo que puede afectar a la lectura y a su rendimiento escolar». La solución a este tipo de problemas pasa por la rehabilitación con terapia visual.

Esto quiere decir que no es suficiente con tener una buena vista...

—Efectivamente, no lo es.
Para tener un buen rendimiento visual hay que tener, además, otras capacidades. Un niño puede ser capaz de ver algo muy pequeño a todas las distancias y ser incapaz de estar leyendo confortablemente más de cinco minutos seguidos. Muchas de las «malas notas» las tienen niños con buena vista, pero que tienen —sin saberlo— mal rendimiento visual. Para estos estudiantes un análisis visual completo, y un tratamiento de entrenamiento visual puede ser trascendental. Nuestra ilusión más acariciada es conseguir un buen rendimiento visual para cada uno de los niños que tratamos, porque sabemos que, si lo conseguimos, haremos que esté mejor preparado para el estudio y para la vida.

Un análisis visual completo, y un tratamiento de entrenamiento visual puede ser trascendental.

Para más información sobre OPTOMETRÍA COMPORTAMENTAL y TERAPIA VISUAL podéis consultar este mismo blog.



Para más información,