jueves, 27 de junio de 2013

UNA NUEVA CONCIENCIA MÉDICA Y SOCIAL FRENTE A LA EPIDEMIA DEL AUTISMO


Petición de Raquel Martín Caraballo en change.org

Hace 20 años, 1 de cada 10.000 niños era diagnosticado con autismo. En la actualidad, 1 de cada 60 niños presenta algún tipo de Trastorno del Desarrollo que lo sitúa en el Espectro (Déficit de Atención, Hiperactividad, TGD, Autismo, Asperger...). Ninguna enfermedad ha crecido a un ritmo tan demencial. Hablamos de la nueva epidemia del siglo XXI. Las autoridades sanitarias asisten a esta explosión entre abrumadas e impotentes. Los educadores están desbordados. Y mientras se siguen manejando criterios obsoletos para su abordaje y comprensión, nadie pone freno a esta pandemia que está dilapidando el futuro de una buena parte de la población infantil. En esta petición, las familias afectadas de niños con TEA solicitamos:

-Que se revisen los actuales protocolos de prevención, diagnóstico y tratamiento de los llamados Trastornos del Espectro Autista.

-Que se deje de abordar el autismo como un síndrome genético o como condición psiquiátrica o enfermedad mental.

-Que se detengan los tratamientos farmacológicos basados en psicofármacos que afectan al sistema nervioso central de los niños y bebés, muchos de ellos con efectos secundarios indeseados.

-Que se reconozcan los Trastornos del Desarrollo como enfermedad o disfunción del sistema inmune con sus repercusiones inflamatorias multisistémicas a nivel digestivo y neuronal.

-Que se realicen todos los estudios pertinentes llamados a demostrar científicamente los múltiples problemas orgánicos que presentan los niños con autismo (intolerancias alimenticias, problemas de metilación, deficiencias a nivel de enzimas digestivas, acumulación de tóxicos, envenenamiento por metales pesados, desarrollo de disbiosis intestinales, parasitosis, candidiasis crónica, infecciones bacterianas, daños por virus lentos, etc, etc)

-Que se asista a los niños con los Tratamientos Biológicos adecuados a esta condición desde el Sistema Nacional de Salud. Que se incorporen las terapias dietéticas y biomédicas adecuadas desde el mismo momento en que se sospecha un Trastorno del Desarrollo en un bebé.

-Que la enfermedad salga del abordaje terapéutico de las Áreas de Salud Mental y se dispongan equipos médicos multidisciplinares para tratarla correctamente, que incluya a médicos inmunólogos, gastroenterólogos, nutricionistas y queladores.

-Que los protocolos de prevención y diagnóstico incluyan pruebas necesarias para el correcto abordaje de la enfermedad: como estudios de flora intestinal, estudios completos de metabolitos orgánicos, estudios de toxicidad orgánica, estudios de intolerancias alimenticias, estudios enzimáticos y de sensibilidad proteica, perfiles víricos, etc, etc.

-Que se limite el uso de antibióticos masivos en niños inmunodeprimidos o con flora intestinal enferma y que se aborde esta patología atendiendo a todas las conexiones intestinos-cerebro y su influencia en la neurotransmisión cerebral.

-Que las autoridades sanitarias presten atención y escuchen lo que los padres afectados llevamos años denunciando: que existe un vínculo entre las inmunizaciones aplicadas en los actuales calendarios de vacunación y la eclosión del autismo regresivo infantil.

-Que se revisen los protocolos de vacunación con criterios preventivos y selectivos, de manera que se evite vacunar con los mismos criterios generales a aquellos niños hipersensibles que presenten cuadros de inmunodepresión o de posible hiperreactividad a los virus lentos y excipientes contenidos en las vacunas.

-Que se realicen los estudios pertinentes que demuestren de una vez el vínculo entre las vacunas y la aparición de los signos autísticos, especialmente en la vacuna llamada TRIPLE VÍRICA que está actuando como detonador. Que dichos estudios estén realizados de forma completamente independiente, sin ninguna presión, ni financiación ni vinculación a organismos próximos a ninguna Multinacional Farmacéutica.

-Que se escuche al personal sanitario independiente (médicos y científicos) que desde hace tiempo denuncian el vínculo entre el uso de fármacos, tóxicos y vacunas y la aparición de la enfermedad.
Si piensas que otra forma de hacer las cosas es posible en el MANEJO TERAPEUTICO de esta enfermedad. Si piensas que la EPIDEMIA DEL AUTISMO REGRESIVO INFANTIL puede ser prevenida y debe ser detenida, firma esta petición aquí:

http://www.change.org/es/peticiones/una-nueva-conciencia-m%C3%A9dica-y-social-frente-a-la-epidemia-del-autismo

POR UN MUNDO SIN AUTISMO.




Para más información,